El gobierno tiene listas otras opciones para almacenar combustible venezolano

* Podría ser las terminales de Guatemala, El Salvador o el alquiler de barcazas

Henry Arévalo

TEGUCIGALPA.- Ante la falta de terminales de almacenamiento para depositar el combustible que se pudiera adquirir de Venezuela, el gobierno podría tener listas otras opciones, como el alquiler de barcazas o el uso de los tanques de algunos países vecinos, sostiene el empresario del petróleo, Henry Arévalo.

El empresario, manifestó lo anterior en virtud de que el gobierno está abrazando la posibilidad de adquirir del gobierno Venezolano, bajo el mecanismo, Petrocaribe, el 100 por ciento del bunker, para la generación de energía térmica y el 30 por ciento del diesel y la gasolina, sin tener aún las previsiones para su almacenamiento.

Mediante la iniciativa, a la cual se suscribió Honduras el pasado viernes, el Estado acumularía una deuda en dos años de 750 mil dólares, pagaderos en 23 años, a una tasa de interés anual del 1 por ciento y dos años de gracia. El 60 por ciento de la deuda se pagaría en efectivo, durante los primeros 90 días  y el 40 por ciento restante se cancelará en plazos.

La adquisición de los derivados del petróleo por esa vía, ha sido criticada por diversos sectores, que consideran que el país estaría adquiriendo una deuda que comprometería al país por muchos años, lo que no es conveniente para las futuras generaciones.

A criterio de Arévalo, el gobierno está optimista de llegar a un acuerdo con Venezuela y es por eso que sus funcionarios están casi seguros de lograrlo a pesar de que el Estado no cuenta actualmente con tanques para el almacenamiento del producto.

“Si ellos están convencidos, hay que averiguar si hay alguna base”, dijo al indicar que en cualquier momento “saldrá a la luz cuál es esa  base”, la que a su juicio podría ser la utilización de los depósitos de algunos países vecinos como Guatemala y El Salvador o el alquiler de barcazas.

Señaló que su presunción se sustenta porque aún no se ha definido la demanda del gobierno en contra de la compañía, Distribuidora de Productos del Petróleo (DIPPSA), de la cual él es el socio mayoritario, ya que mientras eso no suceda el Estado no podrá contar con sus terminales.

Asimismo porque para la construcción de los tanques no se requiere de días sino que por lo menos de año y medio, pues cuando él construyó las terminales de Petrosur le llevó 24 meses y para las de Petrotela, 18 meses.

Por otra parte, negó que haya propuesto al gobierno, la venta de los tanques de almacenamiento, tal y como lo ha manifestado cierto sector del gobierno, porque para ese fin se encuentra en los tribunales, una demanda en su contra.

Mientras tanto, dijo se debe respetar la propiedad privada, porque de no hacerlo mañana se estaría incautando otros bienes pertenecientes a otras actividades.

Comments are closed.

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento