Lucas Aguilera

lucas-38_1

*Lloró cuando ganó Zelaya, pero ahora que se fue, está feliz…
*A los de la UD les gusta el relajo y la DC sostiene la gobernabilidad
*Convirtió  a Honduras en un potrero…

Como en los tiempos bíblicos cuando los profetas anunciaban la venida de Jesucristo; en Honduras el diputado democristiano Lucas Evangelista Aguilera –quien de celebrador de la Palabra de Dios pasó a dirigente popular– vaticinó  15 días antes de las pasadas elecciones, el desastre de gobierno y la caída del depuesto Manuel Zelaya Rosales.

Lucas conoce la trayectoria de los Zelaya y en especial de un episodio sangriento y doloroso que sucedió hace 37 años: Su padre, Máximo Aguilera, es uno de los mártires de la masacre de Santa Clara y Los Horcones. Por ello nunca reconoció a Zelaya Rosales como Presidente de los hondureños.

–¿Cómo resumiría sus años de lucha política?
Ha sido interesante. Este año se ha estado saturado la mente de los hondureños con planteamientos que aparentemente se ven buenos para el país, pero que en el fondo son otras las intenciones: continuismo del gobierno, romper con el orden constitucional, desprestigiar las identidades públicas y a los partidos políticos. Con eso lo que estaba provocando era romper con el proceso democrático del país.

–¿Cómo se fundamenta?
Hemos llegado a culminar 30 años de la democracia.  En el intermedio ha habido  golpes de Estado. La lección que hemos aprendido es que nuestro pueblo reaccionó, salió de los clósets y a protestar. Jamás había visto en Honduras marchas tan concurridas, sin que se les pague. El pueblo está defendiendo su democracia, su Constitución. La población ha comprado la Constitución para informarse.

–¿Cuántos años  tiene  de ser dirigente popular, cómo fueron sus inicios?
Empecé en la Iglesia Católica, agarrado de la palabra de Dios como coordinador de grupos juveniles y ahí tuve un programa de alfabetización en la famosa escuela Radiofónica. A mí me tocó enseñarles a leer y escribir a campesinos. Ingresé a la Cooperativa Nueva Palestina, me convertí en dirigente de base  y luego regional de la Unión Regional de Campesinos. Fui  secretario general en la Unión Nacional de Campesinos, después constituimos lo que es el Consejo Coordinador de las Organizaciones Campesinas de Honduras y la Asociación de Campesinos Nacionales, donde fui secretario de organización y presidente. Estuve ligado al movimiento  cooperativo con la Federación de Cooperativas de Honduras.  Tengo la  cooperativa regional en el departamento de Olancho y participé en mucho de las acciones del movimiento social,  tomas de carreteras, oficinas y recuperación de tierras.

El es
Lucas Evangelista Aguilera Tinoco nació el 22 de abril de 1958, en El Ocotillo, El Corpus, Choluteca, en el hogar que conformaron Máximo Aguilera y María Luisa de Aguilera.Está casado con Emilia del Carmen Vallejo, con quien ha procreado a: David Arturo, María Auxiliadora, Dumas Yaneth, Daisy Carolina, Emilia del Carmen, Walter, Lucas, Alfredo y Walter (QEPD).Es diputado del Partido Demócrata Cristiano, agricultor y dirigente popular. Desde 1972 forma parte del PDCH.

–¿Lo han “toleteado”?
Muchas veces. Anduve guindado en un helicóptero cuando las famosa  guerrilla ubicada en la zona del Patuca, me trasladaron maneado como cerdo entre la Nueva Palestina y El Aguacate, tildado de comunista. Estuve encarcelado, pero también tenemos satisfacciones. 

–¿Qué ha logrado usted don Lucas?
Recuperar más de 40 mil hectáreas de tierra, de donde hemos cubierto la necesidad de un montón de  campesinos  que hoy tienen sus tierras y las cultivan. Hemos mejorado sus proyectos de vivienda, agua potable y de luz eléctrica a comunidades remotas. También hemos contribuido para que la gente tenga créditos. De alguna manera hemos elevado el nivel de vida de la familia campesina. Trabajamos en el proyecto de reforma agraria en Honduras, que por supuesto se corrompió por la politización. Le doy gracias a Dios porque me ha dado más de lo que le he pedido y que merezco. 

–Los gobiernos democráticos: ¿Pueden hacer más por los pobres?
Los gobiernos no han hecho nada por los pobres, parece que la  pobreza en Honduras  es planificada por el actual orden de cosas. He visto cruzar gobiernos militares, nacionalistas y liberales que han  gobernado para un pequeño grupo, para los que históricamente han tenido el privilegio de disfrutar el poder. Por eso es que puede venir cualquier mesiánico y dice que trae los cambios, tipo Mel Zelaya y logra simpatía, porque la gente está cansada de esperar promesas que nunca se cumplen y de escuchar discursos que nunca se convierten en realidad.

–¿Y cuál es la realidad?
Hay gente que está en situación de lipidia, que unos lo determinan como indigencia. Hay humanos en Honduras que tal vez comen una vez al día y eso es la indigencia. Hay cinturones de desempleo aún para los que se hacen profesionales.

–¿Cómo es la vida privada de Lucas Aguilera?
Estoy orgulloso de mi  familia, tengo 8 hijos con mi esposa. Tengo una finca en la zona del Patuca con la que hemos salido adelante. Cuatro de ellos van a la Universidad, uno quiere ser sacerdote, otros en la escuela. Todos se preparan. Mi vida privada ha sido un poco  aficionada, casi no permanezco con ellos para lograr mis objetivos. He tenido que dejar mi casa sola para poder responder ajustarme y  responder a las necesidades. Pero tengo la comprensión de mi  esposa, hijos, hermanos  y mi madre…

lucas-41–¿Cuánto tiempo ha pasado de la masacre en que asesinaron a su padre?
34 años, en los cuales me convertí en el padre de mis nueve hermanos y después en padre de mis nueve hijos. Mi vida ha sido complicada y aún asumo la responsabilidad de ser el padre porque estoy pendiente  de todos. Conozco la familia de los mártires, que están en una situación  delicada. También me he encargado de ayudar a familias para que puedan disfrutar un plato de comida por lo menos al año. El servicio es una vocación y la mía  es servir. 

–Y ahora como diputado usted qué puede hacer para que no se ensanche esta brecha entre pobres y ricos…
Es la primera vez como diputado suplente de “Moncho” Velásquez, un hombre muy responsable. He  manifestado siempre una buena eficiencia desde el Congreso Nacional,  en el partido hemos llegado a un acuerdo de que por lo menos una semana se le diera al suplente para que pueda ir agarrando conocimiento el manejo de la cámara. Ya estuve en el Tribunal Superior Electoral. Soy un campesino que pasé la primaria y Dios me ha dado un título en la universidad de la vida. Como presidente de la Democracia Cristiana he estado en decisiones importantes para la vida democrática del país y ahora tenemos más participación con diputados y alcaldes. 

–¿Acepta usted que la DC es un partido bisagra?
Creo  que somos una bisagra porque somos relativamente pequeños al lado del Partido Nacional y Partido Liberal, en función de los diputados en el Congreso Nacional. Apenas 4 de 128. Y si interpretan que somos una bisagra, están equivocados. 

–Pero en relación a la UD que ha sacado más votos que ustedes…
La UD ha sacado más votos en la vía de diputados no en la vía de alcaldes. A la UD le gusta mucho el escándalo, el relajo, pero la gente ya los conoció. No crea que la UD tendrá un despunte en estas elecciones, por ejemplo en estas marchas de hoy anduvieron quebrando vidrios, golpeando periodistas, asaltando pequeños negocios, pero a los negocios fuertes no se meten. Y eso no lo hacemos los demócratas cristianos, porque la bisagra es permitirle a la puerta que se abra y que se cierre. Sin las bisagras, las puertas se caen.

–Les han dicho sandías y berenjenos…
Ha sido duro porque nos han puesto esos membretes que a veces nos dan publicidad y a veces desprestigio. En el tiempo de Carlos Flores nos dijeron sandías, y en el gobierno de Maduro, berenjenas porque la combinación del verde con el azul da morado. Tanto liberales como nacionalistas se han dado cuenta que sin la Democracia Cristiana no pueden gobernar.

lucas-12–¿Por qué dijo que Mel no era su Presidente cuando él ganó las elecciones?
Dios me ha dado un don y 15 días antes de que él ganara las elecciones dije: que para mí no iba a existir como Presidente de la República.  Hoy creo tener la razón y me la dio el pueblo, no improvisé y lo dije con una convicción y mis expresiones fueron proféticas.

–¿Cómo recibió el triunfo del mandatario hace cuatro años? 
Lloré. La familia de Mel tiene una gran cola, la masacre de Santa Clara y Los Horcones, no es una casualidad aunque Mel diga que es un hombre de diálogo y de paz. Eso no es verdad, a ellos les ha gustado la violencia y se supone que también usan la droga. Era de esperarse la ola de violencia que nos ha venido con su gobierno que fue un retroceso a la democracia, aunque no era tanto él, sino el grupito de amigos que lo rodearon. 

–¿Creyó que él iba a ser derrocado?
Nunca lo esperé. Desde la oposición a su gobierno opiné que hay que permitirle que terminara su periodo de cuatro años. Eso de Mel no fue golpe, el problema de Mel es que ya no le hacía caso a la ley, a las instituciones del Estado.

Convirtió nuestro país en un potrero y él era el dueño. Su mandato fue irresistible y lo que se hizo con él es una lección para los que vengan, que no pueden estar por encima de la ley ni de la Constitución de la República. Reconozco que con lo que ha ocurrido soy de las personas más felices.

–¿Cuál será el futuro de Mel Zelaya?
Lo abandonará su partido, lo  abandonará el pueblo hondureño. Me imagino que sus capitales los tiene depositados en otros bancos. Se informa que solo en la cuarta urna invirtió 600 millones de lempiras, es una barbaridad de pisto en un país tan pobre. Dice un diputado liberal que Mel ha cometido un derrame de delitos, yo digo que él ha cometido una hemorragia de delitos y es doloroso que eso haya ocurrido.

–La comunidad internacional lo califica como golpe y nos condena…
La comunidad internacional entenderá que lo que se hizo está fundamentado en la ley y no tengo duda que el pueblo hondureño saldrá de esto, aunque me preocupa que Mel haya llamado a la insurrección y que un anillo de fieles esté maniobrando contra el pueblo, desde sus escondites. La ONU y la OEA se entiende por qué le están haciendo daño a Honduras, uno es de Chile, socialista y el otro de Nicaragua, que lo domina Hugo Chávez y Daniel Ortega.

–¿Cuál fue su relación con Mel padre?
Ninguna. No le afectamos ni siquiera tierras a Mel Zelaya, pero él cuando la masacre era el presidente de la Asociación de Ganaderos de Olancho y combinado con el coronel Chinchilla cometió la gran atrocidad. La única vez que lo vi cerca fue cuando me quitó el micrófono en la inauguración de una carretera en nueva Choluteca; él me dijo: esto no es un mitin, y yo le contesté: “tampoco una concentración política”.

lucas-1–¿Qué pasará si se le deja ingresar al territorio al ex presidente Zelaya?
Ni quisiera imaginármelo. Si eso pasa el país caería en una convulsión más fuerte de lo que tenemos, se derramaría mucha sangre en el país. Gracias a Dios hasta ahora no ha habido un muerto porque a Mel Zelaya ya nadie lo quiere, sus concentraciones son raquíticas comparadas con las que apoyan al nuevo gobierno. Su venida provocaría un derramamiento de sangre.

–¿Cree que el ex presidente Zelaya habría concluido su esquema chavista si lo hubieran dejado?
El lunes que pasó, habría un golpe de Estado por parte de Mel, suprimiendo el Congreso Nacional y disolviendo el Poder Judicial y la Corte Suprema de Justicia. El decreto que sacaron en La Gaceta era para constituir la Asamblea Nacional Constituyente cambiando la forma de gobierno. En la Fuerza Aérea él lo dijo: el lunes Honduras habrá cambiado. El pueblo no se daba cuenta que no era votar por una simple encuesta, sino que por el montaje de un golpe de Estado.

–¿La Democracia Cristiana tiene futuro en Honduras?
Claro que sí. La manera como asumimos este conflicto, la gente está empezando a creer en nosotros; muchos ya no votan por los mismos trapos, rojos y azules. Nosotros tenemos a la mejor persona para gobernar este país, Felícito Ávila, viene del pueblo y lo ha servido, no es un hombre improvisado. Llevamos designados presidenciales importantes. El candidato a alcalde de Tegucigalpa, Carlos Andino Benítez, tiene mucha conciencia social y tuvo problemas por denunciar la corrupción en las Fuerzas Armadas. Estamos poniendo personas probas en las candidaturas. 

–¿Cuánto le apuestan a este gobierno de Micheletti? ¿Cuánto le da de 1 a 10?
Creo que él va a terminar estos seis meses y entregará el poder el 27 de enero del 2010. El pueblo está con Micheletti, de uno a 10, le doy nueve a Micheletti y a las Fuerzas Armadas.

–¿Es cierto que en la DC quien manda es Arturo Corrales?
Al partido hay muchos sectores que le han querido hacer daño. A Arturo lo han atacado por el contrato que tiene con el gobierno SEMEH, esa es una relación comercial empresarial y él nunca ha utilizado el partido para lograr esos contratos. En esa empresa hay cuatro accionistas, el Banco Atlántida, Banco de Occidente y BAMER, pero de ellos no dicen nada. La arremeten contra Arturo porque les duele que este hombre sea tan valioso para la Democracia Cristiana y tiene una encuestadora que siempre pega.

–Y en base a esas encuestas que hace Arturo ¿quién va a ganar las próximas elecciones?
No quiero decir porque puede parecer que tengo intereses partidarios en los liberales o nacionalistas, pero yo quisiera que mi candidato fuera el próximo Presidente de Honduras.

EN BLANCO
Y NEGRO
Partido Democracia Cristiana 
Religión Católico 
Color Verde 
Fruta Naranja 
Comida Chuleta 
Bebida Cerveza Imperial 
Libro La Biblia 
Escritor Mario Vargas Llosa 
Película Biografía de Norman Rau  
Actriz Norman Rau 
Cantante Vicente Fernández 
Canción La estrella de David 
Presidente Ninguno 
Primera Dama Bessie Watson de Reina 
Lucas Aguilera Luchador

Comentarios

2 Comentarios de “Lucas Aguilera”
  1. Bayron Martinez dice:

    hey como estan deseo conocer personas de palestina patuca olancho…y sobre la nota esta muy bien..///

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento