Anecdotario Hondureño, de Froylán Turcios

TEGUCIGALPA.- Una fascinante obra que invita al lector a transportarse a la historia de Honduras, donde cobran vida los recuerdos de uno de los más grandes poetas: Froylán Turcios.

anecdotario-hondurenoSus relatos nos permiten conocer interioridades de  enfrentamientos entre personajes políticos y de la historia.

Por ejemplo, hay una anécdota muy interesante  que relata la acalorada pelea protagonizada por el poeta Juan Ramón Molina y Enrique Pinel, durante una riña causada bajo la acción del “blanco néctar de los sueños negros”, como Turcios denominaba al alcohol.

El punto de partida de este altercado fue un intercambio de opiniones sobre temas literarios, bajo la influencia del exquisito ´´guaro´´ de Cantarranas,   pero ¿quién imaginaría que lo que en un principio se convirtió en una plática, se consumaría en los golpes?.

Fue don Felipe Molina Larios, el entonces administrador de rentas de Tegucigalpa (1899),  quien sirvió de intermediario ante tal situación acontecida en su despacho.

Luego de repetidas súplicas e intentos de reconciliación entre los protagonistas del incidente, los incitó a consumar la pelea en las afueras del local. Molina y Pinel, tomaron sus pistolas y sin darse cuenta que no tenían cartuchos, se liaron a tiros. Sin duda que todo estaba planeado por don Felipe, ya que si no hubiese sido de esta manera, la acción hubiera concluido en un sangriento suceso.

En las 75 páginas de la obra, el connotado escritor cuenta algunas de sus aventuras  protagonizadas por bellas mujeres, así como leyendas acontecidas en Olancho, sin faltar los dramas  relatados con su caracterizada gracia y sencillez.

En su narración “Diamante Azul en mi tesoro de recuerdos”, cuenta la historia de una joven a la que conoció en la Hacienda El Suyate, en una de sus tantas visitas a Catacamas. 

La joven llamada María de Isaac, era morenita y ojos aterciopelados, en quien se  inspiró para escribir este verso…en aquellas noches blancas, en el escaño del corredor adormíame en sus brazos; y bajo las profundas tinieblas de sus cabellos hundía yo con delicia la cara en sus senos olorosos…

Turcios con su afán de no causar incomodidad en algunas personas mencionadas en este anecdotario, inicia uno de sus relatos con esta pequeña reflexión: Si alguien –que nada haya tenido que ver en este asunto-se diera por aludido, ruégole disculparme, recordando que, entre la verdad y la leyenda, en ocasiones, hay un espacio tan pequeño que por él apenas podía pasar una hebra de pelo.-

Según José Antonio Funes, editor de la obra literaria, uno de los sueños de Turcios, es que esta obra de notoria importancia colectiva, se publicara en ediciones empastadas y duraderas en Europa y Estados Unidos, con un número de 20,000 ejemplares cada uno. Todavía no se ha cumplido la voluntad de este gran escritor, puesto que pasarán muchos años antes de que aparezca una edición de tal magnitud en Honduras con el rigor de edición que el poeta exigía.

Cada una de las anécdotas que aquí se encuentran, se conjugan con la oralidad, fluidez  e  imaginación, que al ser leídas, son como si lo estuviésemos escuchando a él.

Froylán Turcios:
Hombre de vasta actuación pública, fue ministro de Estado y diplomático y actuó en el apoyo propagandístico a la campaña del general nicaragüense Augusto César Sandino, en su lucha contra la intervención estadounidense, lo cual le condujo a la emigración en Costa Rica.  (1911).

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento