El Tuno: Artesanías étnicas desde las selvas tropicales de la Mosquitia hondureña

Wampusirpi, comunidad ubicada en el área de amortiguamiento de la Biosfera del Rio Plátano y una de las principales productoras de esta artesanía étnica.

Wampusirpi, comunidad ubicada en el área de amortiguamiento de la Biosfera del Rio Plátano y una de las principales productoras de esta artesanía étnica.

El tuno, o tunu, es la corteza del árbol con el mismo nombre, que tradicionalmente se ha usado para la elaboración de vestidos y ropa en general, como son sábanas. Actualmente el tuno ha perdido esta función, pero se mantiene aunque con nuevas aplicaciones, como es la elaboración de cuadros, bolsos y otros objetos decorativos. 

Mediante la técnica del collage o la costura con majao (fibra extraidade un árbol de la región) y el uso de tintes naturales y artificiales, se realizan objetos decorativos, postales, cuadros y otros productos, con diseños tradicionales y nuevos. Si bien el tuno ya no se utiliza para vestir, las artesanas misquitas conservan esta tradición artesanal dándole nuevos usos y técnicas modernas.

El Diccionario de la Real Academia Española, significa la palabra Tuno en dos formas: ¨ 1.m. Honduras. Árbol tropical de hasta 25 m de altura, con tronco grueso, corteza de color café, ramas con aguijones y fruto comestible. 2. m. Honduras. Fibra vegetal extraída de la corteza de este árbol, con la que se fabrica un tejido resistente empleado para hacer hamacas, sábanas, ropa, bolsas y objetos de artesanía ¨.

Proceso artesanal para prepara la corteza del tuno.

Proceso artesanal para prepara la corteza del tuno.

El tuno es un árbol, que solamente existe en la selvas del bosque húmedo tropical del mundo-Tiene como nombre científico el de Paulseinia armata y es de la familia de las Spotaceaes. En la mayor parte de la Mosquitia de Honduras y Nicaragua, se le encuentra en las vegas de los ríos Plátano, Patuca, Wans Coco Segovia y otros, así como en las extensiones de bosques latifoliados (hoja ancha) de esta región de Centroamérica.

Wampusirpi es un municipio de Gracias a Dios (la Mosquitia) formado por pequeñas aldeas a lo largo del río Patuca. Los únicos accesos a esta región son el río (en pipante y  lancha)  o en avioneta, de manera que hasta el día de hoy resulta muy costoso poder llegar a los mercados con estas artesanías.

En toda la Mosquitia hondureña, este árbol tiene mucha utilidad, como lo hacen algunos de los habitantes de estas zonas residente en las comunidades de Kurhpa, Wampusirpi, Tukrun, Pimienta, Krausirpi,  Pansana, Brus Laguna, Banaka, Champas, Bilalmuk y otras.

Desde los años 80s del recién pasado siglo, la agencia MOPAWI (Desarrollo de la Mosquitia) por sus siglas en lengua misquita), promueve la elaboración de diversas artesanías en base a la corteza del Tuno. Han surgido grupos de artesanos, especialmente mujeres, como Mairin Asla Daukanka Slilma Lakiaia (Grupo de Mujeres Artesanía de Tuno) es un grupo de artesanas y artesanos del tuno que trabaja en Wampusirpi organizadamente desde el 2002. Lo forman mujeres y dos hombres, mayoritariamente de etnia miskita. Fue en el 2002, cuando la ONG de desarrollo Pawanka (Desarrollo o Crecimiento en lengua misquita), apoyo la organización del grupo para recuperar esta tradición artesanal, que en los últimos años se realizaba de forma informal.

Centro de servicios múltiples que la ONG Pawanka tiene en Wampusirpi.

Centro de servicios múltiples que la ONG Pawanka tiene en Wampusirpi.

Pawanka, como ONG local, trabaja en la solución del problema de incomunicación, haciendo llegar a los mercados las artesanías misquitas de manera que se den a conocer y que reviertan en beneficio de la comunidad en una situación económica verdaderamente precaria.

El proceso de elaboración del tuno es largo y complicado. Comienza con la extracción de la corteza del árbol en la selva, ha de ser trasladado a la aldea en pipante (canoa indígena local) por río para ser macerada con agua unos días y ser raspada. A continuación ha de dejarse secar al sol, pasados unos días se le da consistencia de tela dándole golpes. Una vez lavada y secada se procede al teñido, si es necesario, para la confección de los diseños.

Los diseños representan motivos típicos de la Moskitia, fauna, vegetación, elementos típicos de la cultura miskita-tawahka, el arte rupestre, o bien se ha buscado inspiración en las Ruinas de Copán u otros temas. Muchos de estos diseños son fruto de la recopilación del trabajo de diferentes artesanas y organizaciones comunitarias de la zona como la asociación Mairin Asla Daukanka “SlilmaLakiaia ”(Grupo de Mujeres Estrella del amanecer).  Actualmente tuno es una artesanía habitual en las tiendas turísticas hondureñas, y que ha llegado al extranjero llevado por turistas como souvenir o comercializado en España gracias a la organización SidMoskitia (contraparte española de Pawanka) y a la Fundación CODESPA.

El tunu es la fibra vegetal originaria de la corteza del árbol del mismo nombre. La corteza es procesada manualmente hasta conseguir una tela compacta. Antiguamente se usaba para vestir o para acostarse, ha quedado la expresión en lengua miskitu:“Tunu palkaia”(Extender el tuno), como sinónimo de ir a acostarse. Las mujeres asociadas tienen sus fincas de reforestación de tunu. Los tintes son naturales.

Los llienzos  de tuno son producidos en La Mosquitia zona de la costa Caribe en América Central, ubicada entre Nicaragua y Honduras. En Honduras comprende el departamento de Gracias a Dios y parte de los departamentos de Colon y Olancho.

Modelos de algunas de las artesanías que se procesan de este árbol de los bosques tropicales de la Mosquitia.

Modelos de algunas de las artesanías que se procesan de este árbol de los bosques tropicales de la Mosquitia.

Ha sido una región tradicionalmente aislada del resto del territorio debido a las dificultades de accesibilidad para llegar hasta ella y gracias a esto se han conservado etnias como los Misquitos, los ladinos, los Garífunas, los Tawahka y los Pech.

El proceso para obtener los lienzos es difícil y bastante largo. Deben primero marcar con un machete un rectángulo sobre la superficie del árbol y levantarlo después. Raspan la corteza con el mismo machete, separando la superficie dura de la blanda. El tuno no debe ser extraído en luna tierna porque la cáscara puede poner muy suave y al comenzar a golpearla se puede “truecear”. 

Se debe esperar a que cuaje la leche de tuno y dejarla una noche remojándose en las aguas del río para que se ablande. Al secarse se raspa con un cuchillo para sustraer la leche cuajada y entonces hay que dejarla al sol por unos días. Pasado este tiempo se  debe lavar con jabón o cloro, en el caso del tuno de higuero. Se deja a secar nuevamente y una vez este listo se golpea el tuno  durante dos o tres horas hasta que la corteza se dilata hasta llegar a ser suave y flexible. Lo anterior se hace con una especie de  mazo con la forma de una corta y gruesa cachiporra con surcos longitudinales en la cabeza, sobre un tronco pulido.

Posteriormente se vuelve a lavar en el río y se deja al sol durante un día entero. Finalmente el lienzo de tuno se plancha y se corta en pedazos para darle la forma deseada. El procedimiento ancestral utilizado por los indígenas, es la extracción de una capa muy delgada de la corteza del árbol, cuyo tamaño depende del grosor y altura del tronco, lo cual permite realizar diversos tipos de artesanías.  La persona que se dedica a la extracción de la corteza debe tener mucho cuidado, y por ende habilidad, ya que cada árbol se regenera tres años después.  Una vez que tienen el material, lo colocan en superficies secas expuestas al sol para lograr un secado natural por varios días.  Mientras la corteza se seca, los indígenas aprovechan para hacer las tintas de varios colores que también son elaboradas a base de plantas que ellos consiguen en el bosque.

Joseph Aguila y algunas de las mujeres misquitas que participan en la Producción artesanías de tuno.

Joseph Aguila y algunas de las mujeres misquitas que participan en la Producción artesanías de tuno.

Tradicionalmente los Tawahkas realizaban lienzos de tuno con fines utilitarios, usándolos como cobijas para dormir y como vestimenta. La cama indígena consistía sencillamente en una alfombra hecha de la corteza de estos árboles. El tuno de color blanco  era usado por los chamanes en relación con los encantamientos. Para eso el “sukia” o chaman la marca con diversos diseños de color rojo, obtenidos con la ayuda de arcilla, carbón y jugos naturales.

La organización Pawanka es dirigida por Josep Aguilà. quien llegó a Honduras en 1986, para colaborar con la Misión Católica de los Padres Paulistas en Barra del Patuca (en La Moskitia). Durante su estancia en este pueblo aprendió el idioma misquito y en 1988 se embarcó solo hacia Wampusirpi. Desde su llegada, el misionero Josep Aguilà ha trabajado con la población en actividades para el desarrollo humano, la escolarización y la sanidad. Creada en el 2001, Pawanka trabaja para mejorar la alimentación, la sanidad y la creación de puestos de trabajo a través del soporte a las empresas locales.

tuno-5-400 tuno-6-400
tuno-7-400 tuno-8-400
Modelos de algunas de las artesanías que se procesan de este árbol de los bosques tropicales de la Mosquitia.

Para mayor información  sobre este tema contactar a:
Josep Aguilá, Presidente Fundación PAWANKA
Wampusirpi, Gracias a Dios
Teléfono: 402-3073
Correos electrónicos:
josepaguilawampu@yahoo.es
pawankaweb@gmail.com
wampusirpi@gmail.com

Por: Ramon Wilberto Nuila Coto, Msc.
Email: ramonnuila@yahoo.es

Comentarios

3 Comentarios de “El Tuno: Artesanías étnicas desde las selvas tropicales de la Mosquitia hondureña”
  1. Lourdes G. dice:

    Virginia,02-22-10 Felicito mucho a este portal por tener estos reportajes tan interesantes que no he hallado en otros. Honduras tienes miles de cosas por las cuales sentirse muy orgullosos. Seria grandioso que el gobierno apoyara con recursos a estas personas que luchan por seguir con el arte,las tradiciones y la cultura de nuestros paises ya que esto es la esencia de un pueblo.

  2. Veronica Idiaquez dice:

    NEW JERSEY,02/06/2010 Es fascinante el trabajo elaborado por nuestra gente en el area de la mosquitia! FELICIDADES ARTESANOS HONDURENOS deseo que en un futuro no muy lejano sus productos sean comprados en el mundo entero.Gracias Sr.JOSEPH AGUILA por apoyar nuestra ARTESANIA que son VERDADERAS OBRAS DE ARTE.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento