Bahía de Chismuyo: La más grande y de mayor potencial eco turístico, ambiental y económico del Golfo de Fonseca

Una de las bocanas de Chismuyo hacia el mar abierto en el Golfo de Fonseca.

Una de las bocanas de Chismuyo hacia el mar abierto en el Golfo de Fonseca.

Legalmente tiene la categoría de Área de Manejo y  Hábitat, está situada en la zona costera sur occidental de Honduras y es la más grande del Golfo de Fonseca centroamericano.  Igualmente es considerada una de las zonas de mayor riqueza económica, por el alto potencial  de humedales de  manglares, ñangas, esteros y comunidades de pescadores artesanales de inigualables atractivos eco turísticos y de mucho interés científico ambiental.

Tiene una población que supera los 150 mil habitantes. Los municipios adyacentes a la misma son: Nacaome, San Lorenzo, Goascorán, Amapala y Alianza.

Entre las principales comunidades están: El Cubulero, El Conchal, San Lorenzo, Valle Nuevo, El Capulín, Calicanto, Los Guatales, Las Playitas, Playa Grande, Costa de los Amates, El Aceituno, Nacaome, El Guanacaste, Amapala y Alianza.

Parte de las obras comunitarias que impulsa el CODDEFFAGOLF en  esta zona costera del sur hondureño.

Parte de las obras comunitarias que impulsa el CODDEFFAGOLF en esta zona costera del sur hondureño.

Con sus 316 kilómetros cuadrados esta bahía forma parte del subsistema de las áreas protegidas de la zona sur, legalmente establecidas mediante el Decreto  5-99-E del Congreso Nacional, publicado en el Diario Oficial La Gaceta el 20 de enero del 2,000.Inicialmente  fue  propuesta como Refugio de Vida Silvestre mediante el Acuerdo Ejecutivo 1118-92, recibe el estatus de Reserva Forestal Zona Sur en 1993 mediante el Decreto 001-93.

La importancia del área como tal, radica en que la mayor parte de su extensión está cubierta por humedales con bosques densos de manglares que crean el medio apropiado para el desarrollo de especies de importancia económica, como moluscos, crustáceos y peces.

Actuando también este manglar como barrera natural en la reducción de los impactos de tormentas tropicales, inundaciones y otros fenómenos climáticos, que provocan la destrucción de bienes y pérdida de vidas como consecuencia de la alteración de la cobertura vegetal en la parte alta, media y baja de las principales cuencas y sub cuencas hidrográficas que drenan en el Golfo de Fonseca.

Las comunidades que se encuentran dentro o en los alrededores del área protegida ejercen diferentes grados de presión o influencia sobre el manglar y los demás recursos de la zona, mediante diversas actividades de producción intensiva permanente y artesanal/subsistencia entre las que se pueden mencionar, la pesca artesanal, ganadería, los cultivos de maíz, sorgo, caña de azúcar, melón, salineras, camaricultura; así como la extracción de leña, madera para postes y de fauna silvestre, entre otros.
 

Comunidad de El Cubulero, en la zona de la Bahía de Chismuyo.

Comunidad de El Cubulero, en la zona de la Bahía de Chismuyo.

La mayor parte de su extensión está cubierta por humedales con bosques densos de mangle, conocidos como manglares, los cuales ayudan a la formación del suelo y a la producción de detritos, creando así un medio apropiado para el desarrollo de especies de importancia económica, como crustáceos, moluscos y peces.

Esto aumenta la productividad en la zona costera y mar adentro. Las especies comerciales que esta alta productividad genera, constituyen el sustento económico y alimenticio para las comunidades humanas de la zona costera del Golfo de Fonseca en Honduras, El Salvador y Nicaragua.

Entre las especies de macro fauna que habitan el manglar destacan una gran variedad de aves migratorias y residentes, reptiles, moluscos, mamíferos y otras especies que necesitan este ecosistema tan importante para su existencia.

Honduras se ha comprometido frente a la comunidad internacional en velar por el cumplimiento de los acuerdos e implementar acciones nacionales e internacionales que disminuyan la destrucción de los ecosistemas y la pérdida de la biodiversidad, especialmente el Convenio sobre la Diversidad Biológica firmado en Río de Janeiro, Brasil, en 1992 (Unión Mundial para la Conservación (UICN, 1992) y el Convenio sobre Humedales de Importancia Internacional  ( Convencion RAMSAR), que a fines de 1999 declaró sitios de importancia internacional 7 áreas protegidas correspondientes a humedales costeros del Golfo de Fonseca  Por su belleza escénica los esteros que conforman la parte marina de la Bahía de Chismuyo y las islas adyacentes, tienen un alto potencial eco turístico.

Grupo de eco turistas (incluyendo al autor de este reportaje) recorren en lancha los esteros de Chismuyo.

Grupo de eco turistas (incluyendo al autor de este reportaje) recorren en lancha los esteros de Chismuyo.

El Comité para la Defensa y Desarrollo de la Flora y Fauna del Golfo de Fonseca (CODDEFFAGOLF), la ONG ambientalista que tiene asignado el co-manejo de esta área protegida por parte del Estado de Honduras, impulsa varios proyectos de eco turismo, apoyo a la pesca artesanal no contaminante, reforestación de los manglares y construcción de alguna infraestructura básica (embarcaderos, centros de visitantes, caminos de acceso, centro de resguardo marino forestal, etc.…). También existe un Plan de Manejo para esta área protegida cuyo costo inicial de ejecución se calcula en 25 millones de lempiras para cinco años.

Tanto las autoridades  municipales con influencia en esta zona, como el CODDEFFAGOLF y las comunidades costeras involucradas, demandan que el gobierno de Honduras, a través del Fondo para las Áreas Protegidas, creado por la nueva Ley Forestal,  consolide los esfuerzos legales, económicos, técnicos, sociales y ambientales para poner en práctica el Plan de Manejo de la Bahía de Chismuyo.

Comunidad de pescadores La Brea, en pleno corazón de la Bahía de Chismuyo.

Comunidad de pescadores La Brea, en pleno corazón de la Bahía de Chismuyo.

Algunos de las bellezas escénicas que se aprecian en esta área legalmente protegida.

Algunos de las bellezas escénicas que se aprecian en esta área legalmente protegida.

El comité de ecoturismo de La Brea-Puerto Nuevo ofrece servicios de lancha y comida marinera a los visitantes a precios módicos.

El comité de ecoturismo de La Brea-Puerto Nuevo ofrece servicios de lancha y comida marinera a los visitantes a precios módicos.

Parte de la Bahía de Chismuyo como se aprecia durante su sobrevuelo.

Parte de la Bahía de Chismuyo como se aprecia durante su sobrevuelo.

   

Para mayor información sobre este tema consulte a
Comité para la Defensa y Desarrollo de la Flora
y Fauna del Golfo de Fonseca (CODDEFFAGOLF)
Bo. El Centro, San Lorenzo, Valle, Honduras. C.A.
Tele-fax: (504) 781-2016
E-mail:
coddeffagolf_sanlorenzo@yahoo.com

Por: Ramon Wilberto Nouila Coto, Msc.
Email:
ramonnuila@yahoo.es

Comentarios

3 Comentarios de “Bahía de Chismuyo: La más grande y de mayor potencial eco turístico, ambiental y económico del Golfo de Fonseca”
  1. abel morales dice:

    hola amigos, es un placer poderles saludar.Que belleza la que Dios nos a dado en este pais llamado honduras he estado viendo por internet toda honduras desde islas del cisne hasta el ultimo rincon del golfo de fonceca.He visto mas de 20 lagos solo en el depto de gracia adios y solo conocemos el lago de yojoa existen mas de 20 cascadas o cataratas en el pais lastima que nos enfoquemos en una, pulapansak. Gracias por el inmenso esfuerzo que hacen porque conoscamos nuestra bella honduras tierra bendita y divina la mas hermosa que el sol siempre ve

  2. Jose Espinoza dice:

    Me alegra saber q hay proyectos como estos q protegen y cuidan la flora y fauna vivo en california donde las lelles no permiten ni cortar 1 rama de arbol ni sacar una piedra de la orilla del mar aqui benimos aprender lo rico q es honduras en flora fauna y vida silvestre no nos damos cuenta lo rico q es nuestra HONDURAS

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento