Pobladores de luto por muerte de Anahí y aterrados por nuevos casos

TEGUCIGALPA.- “Tres días antes que cayera enferma estuvo en mi casa sobando y bañando a uno de mis hijos que casi se me muere porque estuvo con dengue”, recordó con pesar doña Lucinda Flores, quien vive a dos casas de la joven madre que falleció el pasado martes por dengue hemorrágico.

La madre de Anahí luchará por sacar adelante a su nieta.

La madre de Anahí luchará por sacar adelante a su nieta.

Y es que la mayoría de los pobladores de la Colonia Divina Providencia, ubicada en el valle de Amarateca, no deja de lamentar el deceso de la jovencita Anahí Ayestas, quien pasó a ser un ángel para su pequeña hija, Génesis Gabriela, de cinco meses.

Doña Lucinda manifestó que “estamos de luto y tristes por nuestra vecina que el miércoles enterraron después de morir inesperadamente por dengue hemorrágico”.

La mujer le da gracias a Dios, porque sus dos hijos estuvieron graves, producto de esta enfermedad, pero se recuperaron. “Hace unos días no podía dormir de la preocupación porque mis dos hijos estuvieron internos con dengue”.

“El problema es que aquí no sólo somos los de esta zona, si no que toda la colonia estamos sufriendo de esa enfermedad, porque hay varios vecinos que están con dengue clásico y otros internos”.

TERROR

De tres a cuatro casos sospechosos de dengue se atienden a diario en el centro de salud.

De tres a cuatro casos sospechosos de dengue se atienden a diario en el centro de salud.

Con la voz temblorosa y a punto de llorar, doña Ana Julia Andino, abuela de la niña July García, quien reside frente a la casa de la extinta Anahí, manifestó que está aterrada porque la niña cada día va peor.

“Mi nieta tiene siete días de estar interna por dengue, primero la llevamos al centro de salud de la comunidad de donde la remitieron para el Hospital Escuela, pero como hay tanta gente no la pudieron atender”.
“Después la mandaron al centro de salud Luis Alonso Suazo, pero las plaquetas en vez de subirle le han bajado y hoy la mandaron de nuevo para el Hospital Escuela”, relató.

“Aquí ya no hayamos qué hacer, no sé qué pasa por qué tanta cosa; estamos muy preocupados porque si no hacen nada ¿será que vamos a morir todos?, y ya no creo que sea el zancudo porque uno siempre limpia la casa”, refirió.

“Aquí no solo una persona hay, son varios los vecinos que están internos con dengue y en el centro de salud todos los días llegan personas buscando atención”, aseguró la mujer.

Por su parte, la integrante del comité de la comunidad, Isolina Andino,  fue tajante que “esta peste nos mantiene atemorizados, porque ya murió una buena mujer que era muy querida por todos”.

“Nos preocupa porque nunca se había presentado una epidemia de estas aquí; los vecinos nos esmeramos en mantener limpia la colonia y tomamos las medidas de prevención”.

ORDENANZA

La muerte de la joven madre causó el temor de los vecinos que ahora ni quieren salir de la casa.

La muerte de la joven madre causó el temor de los vecinos que ahora ni quieren salir de la casa.

Las autoridades de Salud en la comunidad aseguraron que hasta ayer recibieron la notificación de una ordenanza de la Alcaldía Municipal del Distrito Central, para que todos los dueños de solares enmontados los limpien y de no hacerlo serán multados con 2,000 lempiras.

La licenciada en enfermería y encargada del centro de Salud Divina Providencia, Alma Vásquez, manifestó que han tenido bastantes problemas por el dengue, aunque se han hecho fuertes campañas de prevención.

Vásquez estimó que a diario se miran de tres a cuatro casos de dengue, de los cuales el 90 por ciento sale positivo en los exámenes, pero se les da el tratamiento adecuado o de ser necesario se remiten al Hospital Escuela.

El problema es que no tienen laboratorio para realizar los hemogramas, para lo cual reciben colaboración del Hospital Santa Rosita, que los hace de un día para otro.

Unas 4,000 personas habitan en la Divina Providencia, donde los casos se están presentando en todas las edades.

DIOS SABE

Anahí Ayestas falleció a los 18 años.

Anahí Ayestas falleció a los 18 años.

“Nunca me imaginé que un zancudo acabaría con una de mis hijas pero Dios sabe por qué hace las cosas”, manifestó ayer la madre de Anahí Ayestas, mientas se colocaba la foto de su hija en el pecho en señal del fuerte dolor.

“Pasamos tantas cosas juntas pero lo que ella siempre demostró es su amor a su hija, que aunque estaba grave me pedía que la sacara del hospital para poder ver a Génesis”, recordó doña Claudia.

El último suspiro de Anahí fue el martes a las 6:15 de la tarde, dijo su madre y un tanto resignada contó que “ella me decía que me iba a sacar de trabajar para que le cuidara la niña y que sacaría adelante a toda la familia, pero ahora la niña queda en mis manos; el Señor se llevó la grande pero me dejó la chiquita”.

Doña Claudia tiene varios meses de no trabajar ya que la despidieron por el aumento al salario mínimo.

 “Voy a salir a buscar trabajo para criar a mi nieta y hacerla profesional”.

El entierro de Anahí se realizó en el municipio de Talanga, ya que era originaria de ese lugar y llegaron a la capital con la ilusión de tener un mejor porvenir.

Comentarios

7 Comentarios de “Pobladores de luto por muerte de Anahí y aterrados por nuevos casos”
  1. zaida carias dice:

    todas las que somos madres sentimos dolor y sufrimientos que DIOS le de consuelo yfortaleza no se como se puede vivir sin tener su hija soy hondurena y me da pena que mi pais no hay medicina que dejen morir las personas una nina que empezaba a vivir donde podemos ayudar a esta senora si pueden habrir una cuenta en el banco HOY POR TI MANANA POR MI

  2. Carlos Martinez dice:

    No hay dinero para mantener los Laboratorios pero si hay dinero para viajar a Sud-Africa, mandar a un gran grupo de diputados del Congreso Nacional a Republica Dominicana para hablar con Mel .- Por favor que Presidente mas inepto. pienso que eso del mosquito es pura paja solo un escandalo para tratar de conseguir mas ayuda internacional o algun Ministro puso ya un Laboratorio y quiere vender sus medicinas al gobierno.- Este es un truco entre Turky Bendana, veran que si..

  3. Haydee dice:

    Que verguenza, nuestro pais dicen que es pobre, la realidad es que todo se lo roban los que nos gobiernan y si es la empresa privada solo para ellos consiguen, no dan nada a la personas que les trabajan y a costillas de ellos obtienen grandes ganacias, son unos chuchos y lacras como les dice el señor de finanzas.

  4. Milton Ezequiel dice:

    Que lástima que niños y jóvenes sean víctimas de tanta desidea y corrupción de estos dizque "políticos", ya que a Pepe Lobo lo único que le interesa es el regreso de Mel, a "Tucky" me-engaña su interés es contar cuanto dinero le va a quedar por las movidas en compras directas. A los demás "cachos en resistencia", es ver que se roban. Nunca más volveré a votar por ningún animal que pretenda adueñarse del país…

  5. mirna elencoff dice:

    asi como uno lamenta ustedes la prensa deven de perder el miedo en criticar en la noticia tanbien que es una berguensa lo que esta pasando en el pais no tenemos ni lavoratorios para los examenes la gente muere y no se puede aser nada que pena que lastima que estemos tan abandonados los pobres

  6. Elizabeth Zelaya dice:

    PRECIOSA NIñA, QUE DIOS LA TENGA COBIJADA BAJO SU SOMBRA Y DESDE EL CIELO USTED PUEDA PEDIR POR TODAS LAS PERSONAS AFECTADAS POR ESA TERRIBLE ENFERMEDAD.

    QUE EL CORAZON DE SU MADRE Y SU FAMILIA HAYA CONSUELO Y SEPAN USTED ESTA EN EL MEJOR DE TODOS LOS LUGARES, CERQUITA DE DIOS.

    UNA HONDUREÑA EN EL EXTRANJERO.

  7. El Hijo de TUTA dice:

    Vaya pues aqui es donde el gobierno debe de darle un empleo digno a esta Madre y Abuela, Despidan a todos los paracaidistas y recomendados habran plaza para personas que de verdad tienen necesidad de trabajar, Ya que eso motiva a hacer mejor el trabajo, Ojala y el Gobierno le de trabajo y que DIOS le de resignacion, Aunque se que es muy duro para ella

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento