Unicef: Reto de Honduras resolver seis necesidades básicas de población

TEGUCIGALPA.- Las Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) de la población hondureña se han reducido levemente, según estudios de organismos internacionales y locales hasta el 2010.

La población hondureña cada vez crece más y las necesidades básicas siguen insatisfechas.

La población hondureña cada vez crece más y las necesidades básicas siguen insatisfechas.

El oficial de Comunicaciones del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Héctor Espinal, señaló que Honduras en los últimos años ha ido superando algunas necesidades básicas de la gente que dan señales de avances en desarrollo.

“Preocupa la falta de equidad que se vive porque Honduras es el segundo país del continente americano con mayor inequidad, donde se refleja que un poco de personas sostienen la riqueza y la mayoría tiene muy poco”, contrastó.

De acuerdo a estos datos, los problemas endémicos que los gobiernos no han sido capaces de superar son: La falta de vivienda, acceso a la tierra, empleo, mayor cobertura en la educación pública, seguridad y poca equidad.

Sin embargo, ya se cuenta con algunos servicios básicos para la población en general. “Estamos experimentando algunos cambios sustanciales que nos permiten reconocer que el país ha ido mejorando en comparación a años anteriores, pero falta mucho por hacer”, señaló Espinal.

Uno de los avances que ha registrado Honduras es la reducción de la mortalidad materno infantil, los inicios de ampliación en la cobertura de la educación, así como en la expectativa de vida, y un mayor acceso al agua y saneamiento.

MEDICIÓN DE POBREZA

Héctor Espinal: “Es preocupante la falta de equidad”.

Héctor Espinal: “Es preocupante la falta de equidad”.

De acuerdo a registros del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), se estima que en Honduras las NBI, son formas de medir la pobreza, utilizando datos de los censos de población y vivienda, de forma que Honduras ha tenido avances, pero sigue con niveles significativos de pobreza.

Bajo este enfoque se mide la pobreza y el desarrollo a partir de superar las NBI, como el acceso al agua potable, saneamiento básico, educación, capacidad de subsistencia y hacinamiento o estado de la vivienda en cada comunidad.

Según el Censo del 2010 y aplicando esta metodología, el 55 por ciento de la población de la población es pobre, considerando que el número de habitantes ya rebasa los ocho millones de personas.

Por su parte, el  Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa, por sus siglas en inglés), establece que Honduras en asunto de población está creciendo muy rápidamente con un 2.5 por ciento anual y, desgraciadamente, ese aumento es más fuerte en los sectores más empobrecidos.

Las ultimas encuetas indican que  la población hondureña asciende a ocho millones 41,654 habitantes, de los cuales tres millones 947,115 (49.1%) son hombres y cuatro millones 94,539 (50.9%) son mujeres. Pero los indicadores demuestran que el aumento de la pobreza en el país se ha ubicado entre el 58.8 y 60 por ciento.

Los organismos internacionales son del criterio que los gobiernos deben trabajar con mayor énfasis en la atención de las NBI señaladas para que el país salga del subdesarrollo.

Comentarios

2 Comentarios de “Unicef: Reto de Honduras resolver seis necesidades básicas de población”
  1. Julieta dice:

    BRUJOS…!

  2. Gustavo dice:

    Desde luego, y los ingresos por narco trafico, que no son cuantificados, en aumento especialmente al entrar 2011 nueva enbestida con mas fuerza se espera, ya puede ser MEL, MICHEL, PEPE o ALVAREZ, todo sigue igual y patas arriba.

    Claro si la demanada aumenta la oferta debe estar a la altura.

    Porque no siembran hoja de coca en Estados unidos y nos quitamos un problema de encima!. El de la corrupcion, si hasta asaltan bancos que sera en el control del narco trafico.

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento