ORÍGENES DE LA CORRUPCIÓN EN HONDURAS

Por: Rolando Zelaya y Ferrera.

Más que una herencia colonial, la corrupción se ha interiorizado en las sociedades latinoamericanas a tal grado que nadie hace nada por nadie si no sale ganando algo.

EL ASCENDIENTE COLONIAL.- Por todo el continente, España y Portugal sentaron sus reales en el siglo XVI atropellando a los nativos americanos y sometiéndoles al más grande de los estigmas que la humanidad pudo crear después de la esclavitud: la pobreza hereditaria. El éxito de la invasión española se debió, por una parte, a la superioridad tecnológica: armas de fuego de largo alcance contra arcos y flechas de corto alcance; por otra parte, a la imposición ideológica de un nuevo culto religioso que justificó el orden final de las cosas, una sociedad donde los vencedores eran todopoderosos y los vencidos tododependientes. El reordenamiento de la sociedad americana del siglo XVI se cimentó sobre una sorda lucha de contrarios basada en las imposiciones forzadas de los vencedores sobre los vencidos y en la resistencia pasiva de los vencidos ante los vencedores. Para acendrar el sistema, cuando el numero de mestizos supero en cuatro a uno a los españoles, estos declararon la ilegalidad del mestizo, no podía trabajar, no podía casarse, no podía tener una vida, lo que le empujo a vivir en una ilegalidad en donde es mas importante sobrevivir el día a día que pensar como colectivo para resolver su situación social. Ambos grupos comienzan a expandirse generacionalmente en una aceptación tácita de que ese es el orden de cosas “porque así lo quiso Dios” de acuerdo a la nueva teología imperante. La mala distribución de la riqueza se legalizó bajo el enfoque de que el ganador lo toma todo.

El Ferrocarril Interoceánico fue la primera frustración del pueblo hondureño. Viajeros extranjeros que estuvieron en Honduras durante la segunda mitad del siglo XIX hablan de lo patente que es la tristeza de los hondureños al tocar ese tema.

Y ASÍ COMIENZA LA CORRUPCIÓN…En este continente todo fue mal desde el principio. Los cargos públicos se privatizaron e inclusive pasaron a ser patrimonio de las grandes familias y se los heredaban de una generación a otra; asimismo una severa regulación puso la economía privada bajo el control gubernamental con el beneplácito de la Casa de Contratación de Sevilla, dejando a los productores a merced de los compradores locales en cuanto a precios de mercado y sin protección legal contra éstos. Es como tratar de imaginarse un Estados Unidos sin bolsa de valores para comprar y vender empresas, pero con un mercado organizado para comprar y vender alcaldías, jefaturas de aduanas, ministerios de hacienda y otros cargos por el estilo, tendrá un cuadro de lo que fue la administración pública en la América Latina colonial.. Sin embargo, el que quisiera vender azúcar de caña tenía que hacerlo en el Caribe. Y si quería producir cacao, sólo podía hacerlo en Venezuela. Los hacendados de Chile podían cultivar trigo, pero no podían producir tabaco, para este último había suficientes plantaciones en lo de Honduras e Higueras. Semejante sistema deformaba los derechos de propiedad. Se creaban mercados para cargos públicos, pero se reprimían para las mercancías y manufacturas, se desarrollaban instituciones que colocaban las decisiones económicas en las manos de los que compraban los cargos públicos. Aunado a esto los contubernios entre conocidos, el tráfico de influencias, el contrabando y los negocios pingües hicieron posible la creación de capitales que permitían en el caso de una persona, sacar dinero de su bolsillo para construir una catedral como pasó en la Villa de San Miguel de Tegucigalpa.

PRIMER INTENTO POR ESTABLECER ORDEN.- Las reformas de los reyes Borbón y su intento de rediseñar el engendro creado por administraciones anteriores dieron un fruto inesperado: españoles y criollos acostumbrados a más de 250 años de hacer las cosas a su manera decidieron independizarse el Rey para continuar usufructuando el sistema colonial, por esta razón México en un inicio pretende convertirse en una monarquía en lugar de una democracia liberal como lo había hecho Estados Unidos varias décadas antes; a no ser por el fracaso de la misma con el fallido Imperio de Iturbide, quizás nunca se hubieran convertido al remedo de democracias que cundieron por toda América Latina después de 1821. En el caso de Honduras la independencia ni fue buscada, fue un accidente político que obligó a Centroamérica a asumir su propio destino sin estar preparada para ello. De hecho nacimos de una mentira: el acta de Guatemala proponía la reunión de un congreso regional que dictaminara si se independizaban o no, pero el temor a la gente que rodeaba el edificio pidiendo la independencia obligaron a los “próceres” a insertar un punto que hablara de la misma -el punto 16- aunque en realidad no se había proclamado. Y el trasfondo de esta circunstancia histórica es maquiavélico: Mariano de Aycinena peleando por una independencia que le traería mayores ganancias comerciales, y un José Cecilio Díaz del Valle peleando por continuar bajo la égida de España para proclamar la independencia cuando él y su familia estuvieran lo suficientemente empoderados económicamente para enfrentar comercialmente a los Aycinena por el control económico de la región.

En 1975 la administración de Oswaldo Lopez Arellano se terminó de ensombrecer con el caso del soborno bananero mas conocido como Bananagate.

¡ESCANDALOSA CORRUPCIÓN! Bajo este orden de cosas, la Federación fue una prolongación del sistema colonial, meta de las castas superiores de la estratificación social; en Centroamérica no se peleó por la independencia pero si después de ella entre los que querían mantener el status quo y los que querían construir una nación capitalista. Habiendo perdido los segundos, Honduras transitó de la mano de caudillos personalistas incapaces de construir el Estado, se reactivaron en 1842 las antiguas leyes coloniales aboliendo la legislación morazánica, en otras palabas retrocedimos 21 años y el los años subsiguientes sobrevivimos a un fraude para la construcción del Ferrocarril Nacional y el poner al país como garantía hipotecaria para construirlo; al no hacerse los pagos correspondientes Francia quiso hacer efectiva la hipoteca vendiendo el territorio de Honduras a los Estados Unidos quienes basados en la Doctrina Monroe, denunciaron a los bancos franceses ante el mundo, el que condenó tal acción y evitó que Honduras fuera vendida. La posterior Reforma Liberal fue el primer intento de construir la nación, pero siempre fue manchada por los intereses personales, al grado que desde el Presidente hasta los consejeros cercanos se hicieron de capital al volverse accionistas de las principales empresas depredadoras del recurso minero nacional.

Los terratenientes aprovecharon la Reforma para resarcir no sólo sus antiguos prestigios sino también algo del capital perdido en las luchas federales, dejaron llegar la Reforma hasta donde les convino y se empoderaron como la clase social única capaz de detentar el poder político en el país. La llegada de las Compañías Bananeras marcó el inicio del siglo XX y de la venta de caudillos políticos al mejor postor: las compañías pagaban y financiaban las revueltas armadas para que llegara al poder el presidente o caudillo que mejores concesiones les brindara, en detrimento de Honduras. En 1916, un diplomático estadounidense acreditado en Honduras calificó a una empresa, que luego se unió a la United Fruit, como “un estado dentro del estado”. Y aunque cambió varias veces de nombre, siempre fue un poder detrás del trono. Sobornó a políticos, financió invasiones, promovió golpes de estado, quitó y colocó presidentes, acabó a balazos con huelgas y respaldó a escuadrones de la muerte. Samuel Zemurray financió económicamente la campaña militar que llevaría al poder a Manuel Bonilla y es autor de una frase que pasa a la historia centroamericana: “En Honduras es más barato comprar un diputado que una mula”.

Informes del Consejo Nacional Anticorrupción en los meses de maro y abril del 2006 en donde se menciona los casos del learjet abandonado en Toncontín y otros afines.

CORRUPCIÓN GALOPANTE E INSACIABLE.- Durante la dictadura de Carías y amparados a un papel como aliados de los Estados Unidos durante la II Guerra Mundial, se expropió a alemanes e italianos sus posesiones y nuevos ricos surgen en el círculo cercano al presidente, quienes “compraron” en subasta de gobierno los bienes de los antes mencionados a precios tan irrisorios como un dólar. Otros se enriquecen permitiendo la entrada de chinos u judíos, grupos que la constitución de Honduras prohibía entraran al país. De hecho en este régimen se acuñaron frases como “La constitución es pura babosada”, “Hasta Dios es continuista”, “La constitución hay que violarla cuantas veces sea necesario”, “Yo vengo del pueblo y sé que es lo que el pueblo necesita” y otras sandeces ya conocidas por todos nosotros porque han sido el discurso constante de los políticos nacionales que, como en tiempos coloniales, compran y venden la dignidad nacional. Faltaría espacio aquí de hablar de la Guerra entre Honduras y El Salvador que se libró casi sin ejército por las manipulaciones en las planillas que declaraban gente donde no había (sino lo cree pregunte en la Antigua Ocotepeque), habría que hablar del Soborno Bananero o Bananagate, habría que hablar de la matanza de los Horcones, de Santa Clara y la Talanquera, de la descapitalización de la CONADI, de la Contra Revolución Nicaragüense y la Base del Aguacate, de los desaparecidos políticos, del Chinazo, y así podríamos llegar hasta el Gacetazo del gobierno interino recién pasado y ahora del nuevo Chinazo. Ante una democracia así de enferma, solo cabe preguntarnos ¿Será la de nunca acabar?

FUENTES:

•    Rivero Caro, Adolfo, América Latina y el origen de la corrupción, en su versión electrónica en http://www.neoliberalismo.com/Origen-Corrup.htm
•    Bardini, Roberto, Bananas, Abogados y Ametralladoras, en su versión electrónica en http://bambupress.wordpress.com/2007/05/20/517/
•    Zelaya y Ferrera, Rolando, Lecturas para Comprender la Historia de Honduras, Pearson, Mexico, 2008
•    Mariñas Otero, Luis, HONDURAS, Editorial
•    Quiñonez Edgardo y Argueta Mario, Historia de Honduras, Editorial UPNFM, 1978

BREVE PRONUNCIAMIENTO
Por: Esther Alexandra Garwer

“Un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo” (Sófocles)
“La esperanza de la impunidad es para muchos hombres una invitación al delito” (Pierre Villaume)

Con éstas dos ilustrativas pero contundentes frases célebres, es como el día de hoy queremos dejar claro en la mente de nuestros fieles lectores, cuan importante y saludable es frenar y brindar nuestro apoyo como ciudadanos responsables del destino de nuestro país, a las autoridades que han mostrado ser competitivas, confiables e incondicionales con el pueblo en relación al combate de éstos males de los cuales mucho se habla pero poco o nada se hace para evitar que se esparza en el país como una pandemia virulenta que socava la moral, los valores, la ética, la sensatez y el amor por el prójimo en el sentido de su responsabilidad por la colectividad y no por el bien individual o el de un pequeño grupo de poder que nada han hecho para mejorar ni las condiciones de vida ni la calidad de la misma, en una Honduras necesitada de garantías, respuestas concretas, efectivas ante las innumerables demandas de un pueblo que grita por ¡justicia!…verdadera justicia, donde los auténticos criminales y responsables que han atentado contra el pueblo, robándole su dinero, posesiones y posiciones, mismas con las que han comprometido tanto la soberanía como la autodeterminación de nuestro pueblo como nación, sean llevados a prisión, condenados justamente por la irrefutable comisión de sus hechos cometidos.

Informes del Consejo Nacional Anticorrupción en los meses de maro y abril del 2006 en donde se menciona los casos del learjet abandonado en Toncontín y otros afines.

¡ATENCIÓN PUEBLO! ¿DE QUE MANERA NOS AFECTA LA CORRUPCIÓN? El incremento de la corrupción en los gobiernos y administraciones públicas produce desvío de recursos y derroche de los mismos aunado a otras conductas reprochables que generan: a) Ineficiencia en el funcionamiento de las instituciones públicas, b) Incumplimiento de objetivos y metas en los programas de gobierno, c) No resolución de los problemas y necesidades ciudadanas, d) Pérdida de confianza en el gobierno y en las instituciones. Todo ello provoca que se perpetúe el sufrimiento humano en sus diversas manifestaciones: pobreza, desempleo, enfermedad, hambre, injusticia, incluso puede llegar a ocasionar la muerte cuando se omite algún servicio básico al ciudadano. Actualmente, la confianza en los gobiernos y en las instituciones públicas se ve cuestionada, entre otras causas, por los malos resultados en la gestión pública y por los constantes casos de antivalores encontrados en la conducta de políticos y funcionarios: abuso de autoridad, tráfico de influencias, mentira, prevaricación, transfuguismo, uso indebido del patrimonio público o corrupción. Las prácticas de corrupción e impunidad, son eslabones de una cadena que se traducen en abusos de poder dentro de un clima de desconfianza: desde la fabricación de pruebas, por los agentes de seguridad del Estado, pasando por la tortura, hasta la  burocratización que ha llevado a los policías ser “investigadores de papel”, policías de investigación y Fiscales que llenan formatos ficticios, robos descarados e informes de mentiras.

Con este tipo de instituciones de seguridad se ha creado una “estructura de dominación enraizada mediante la violencia y el miedo” La apatía de nuestros gobernantes, ha generado un acostumbramiento a la violencia y ha producido una estadística de muertes que todos los días se incrementa. Muchas de las bandas de secuestradores y del Sicariato, han sido pobladas por ex policías y ahora ha empezado a crecer una tendencia que posiblemente no sea nueva, pero, que cada día empeora; se ha roto la línea entre la policía y la delincuencia, ahora los agentes de la seguridad secuestran y matan a sus víctimas. El clima es de impotencia y miedo, de la ciudadanía frente a una violencia que existe y con mucha razón, tenemos miedo a convertirnos en una víctima más de bandas que actúan desde dentro del aparato de seguridad…cada vez son más las referencias a las formas en que los policías corruptos y el narcotráfico pretende imponer su ley en la sociedad, la que, por desgracia y las condiciones que vivimos, le responde favorablemente, ya no sólo mata con saña a sus rivales, fomenta el consumo de drogas entre los jóvenes, asesinos de periodistas, abogados y compra políticos.

Portada del informe del CNA de abril 2006 en donde las denuncias por corrupción o falta de transparencia, totalizan un monto de 85 millones quinientos noventa y un mil lempiras, solamente para ese mes.

EN ESTE SENTIDO, NO ES LO MISMO…ver a un humilde ciudadano anónimo de cualquiera de los rincones de nuestro país, que aparece a la luz pública como un suceso sensacional en las páginas o segmentos de la prensa y televisión, como va a parar a la cárcel por haber sido detenido por nuestra Policía Nacional por uno de los tantos delitos tipificados en nuestros códigos; que llegar a ver el día en que por fin, uno de los grandes y célebres personajes que ocupan u ocuparon elevados cargos administrativos en cualesquiera de los poderes del Estado y de nuestra alta sociedad en la cual se encuentran incontables actores señalados por diversos casos de corrupción e impunidad que tan sólo como una brisa ligera pasan a ser un pequeño escándalo que en menos de 15 días es olvidado tanto por la memoria de éste muchas veces alcahuete pueblo como archivado por nuestras autoridades judiciales ya sea por acuerdos políticos a su favor o por la simple falta o insuficiencia de pruebas que, mágicamente en éste muchas veces mencionado país de las maravillas, todo es posible, ya que un día están y al día siguiente desaparecen sin que nadie de razón de ellas ni sea responsabilizado por ello.

¡GENEREMOS LA CULTURA DE VALORES PARA PONER FRENO A LA CORRUPCIÓN Y A LA IMPUNIDAD EN HONDURAS! “Por eso nadie cree nada. Por eso las frases condenatorias parecen burla. Porque todos saben que nunca será castigado nadie. Que todo seguirá igual” (José Antonio Álvarez Lima, Milenio Diario, 15/11/10).- Honduras, debe iniciar una nueva etapa en su vida histórica que le permita plasmar un heroico y patriota castigo para quienes burlan y evaden la justicia amparados en la política, el dinero y la posición social. Los diversos mecanismos que intentan combatir éstos antivalores son normalmente instrumentos de control externo al individuo (leyes, reglamentos, códigos, sanciones) que dejan de lado lo esencial, es decir, todo lo que se refiere a la esfera interna del individuo, donde residen los pensamientos y las convicciones, y por ende, la asimilación de verdaderos principios y valores que conducen al autocontrol o dominio propio en beneficio de la mayoría.

BIBLIOGRAFÍA
Ideup, “ETICA PARA CORRUPTOS: UNA FORMA DE PREVENIR LA CORRUPCION EN LOS GOBIERNOS Y ADMINISTRACIONES POLITICAS”, Primeras Páginas, Madrid, España, como aparece en su versión electrónica: http://www.primeraspaginas.com/capitulo.asp?lib=672
Ramírez, Santiago, “La impunidad en Honduras”, hondurasopina.org, Blog, publicado el 2/11/2008, como aparece en su versión electrónica: http://www.hondurasopina.org/articles/22/1/La-Impunidad-en-Honduras/Pagina1.html

Escríbanos: comentarios@historiadehonduras.hn


Comentarios

6 Comentarios de “ORÍGENES DE LA CORRUPCIÓN EN HONDURAS”
  1. Carla Bertrand dice:

    Y mi último comentario sería el atraco a IMPREMA por dirigentes magisteriales y el gobierno, malversación de caudales públicos y los 40 millones de lempiras que retiraron del Banco Central en efectivo, primero en carretillas y luego en maletas y según el Tribunal Superior de Cuentas, son 200 millones de lempiras, unos 10 millones de dólares, los que el gobierno de Zelaya desviaron para las actividades de la encuesta que se haría con el propósito de instalar una Asamblea Nacional Constituyente que reformaría la Constitución y le daría a Zelaya la oportunidad de continuar en el poder entre otros, ya que la corrupción continúa hasta la fecha.
    No terminaríamos si hablaramos de los actos de corrupción de los dos partidos tradicionales.

  2. Carla Bertrand dice:

    podemos hablar también de la corrupción en la ENEE, con pérdidas anuales de la empresa ascienden de 3,000 a 4,000 millones de lempiras, la empresa SEMEH. Se apropiaron de fondos destinados para el programa de la Estrategia de la Reducción de la Pobreza, el obispo de Copàn, Luís Alfonso Santos de que la nueva ley de minería estaría dictaminando a favor de las compañías transnacionales a cambio de financiar campaña electoral del partido liberal, la unidad denominada Antifraude, investigó la irregular de la emisión de los documentos de identificación, en Migración y en el Registro Nacional de las Personas.

  3. Carla Bertrand dice:

    También le faltó hablar sobre el Gobierno de Roberto Suazo Córdova que sirvió para convertir a Honduras en base de operaciones del ejército de Estados Unidos y de la contra Nicaragüense, José Simón Azcona Hoyo, acusado supuestamente de ser extranjero (Español) lo que según la Constitución de la República le impedía ser candidato (caso que no fue comprobado), con Zelaya Rosales se denunció las irregularidades de funcionarios públicos en HONDUTEL y el Fondo Vial.

  4. emil dice:

    excelente articulo, hace muchos años no veía algo de tan buena calidad

  5. emil dice:

    excelente, sobrio y real

  6. Reina Co dice:

    La frase de Samuel Zemurray sigue vigente hoy en dia, solo que la palabra "mula" debe sustituirse por "motocicleta".

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento