Metáfora de la selva

Por José María Leiva Leiva

“Prefiero ser cenizas y no polvo. Prefiero que mi chispa arda en llama brillante antes de achicarse en sequedad. Prefiero ser soberbio meteoro, con cada uno de mis átomos en magnífico fulgor que ser un adormecido planeta permanente”. Jack London.   

“El rinoceronte”, es un libro de autoayuda, escrito por Alexander Scott, el cual, consta de 15 capítulos que se convierten en una especie de “Guía práctica para alcanzar el éxito”. Dentro de esta guía se tratan aspectos humanos y técnicos así como tips para poder llegar a triunfar en la vida, incluyendo desde luego, la mención expresa acerca de todos los riesgos que se pueden correr durante el camino, argumento que aborda en sentido metafórico, pues se apoya en la jungla y en algunos de sus animales.

El personaje principal es “El rinoceronte”, uno de los animales más fuertes que hay en el planeta, pero también, uno de los más inseguros y temerosos que existen, razón para que el autor nos lo muestre en una etapa de superación. Así, el libro invita a superarnos y a alcanzar el éxito, de la misma manera que motiva a ser feliz en la vida realizando los sueños.

Invita a tener un buen sentido del humor y ver todo positivamente. A subir la autoestima y a creer en uno mismo. A trazarnos objetivos y metas, así como también a realizarlos paulatinamente. Nos dice que hay que ser flexibles con las circunstancias, pero nunca por una circunstancia abandonar y mandar al carajo nuestras metas.

Nos sugiere mantenernos sanos para poder vivir más tiempo. Afirma que somos fuertes pero que tenemos miedo de enfrentarnos a una sociedad extraña y que solo muy pocos se atreven a tomar ese reto. Nos alienta a investigar que tan lejos podemos llegar por nosotros mismos y nos exhorta a retarnos continuamente y experimentar un sin fin de emociones haciendo lo que nunca nos habíamos atrevido a hacer.

Nos pide aprender a sonreír en todo momento y disfrutar nuestra vida, así como recomienda el hecho de valorar nuestro trabajo, alentándonos para que cuando caigamos, debamos aprender de la caída, y así no volver a cometer el mismo error. Un apretado resumen de estas citas se ofrecen a continuación: “Tienes que tener metas que le den un objetivo a tu vida”. “Cuando te confrontes con un reto, da de ti todo lo que tengas, nunca permitiendo que ni el menor pensamiento de fracaso cruce tu mente”.

“Si en algún momento parece que tus baterías se han descargado, ya sabes qué fue lo que sucedió: tu fe se ha debilitado. Sigue creyendo en ti mismo”. “No gastes energías en cosas sin importancia. Asegúrate que estás persiguiendo algo que vale la pena. ¡Piensa en grande!”. “El leer algunos consejos sin actuar es sencillamente engañarse a sí mismo. Habitúate a estar en acción…a estar persiguiendo tus metas”.

   “Planea tus sueños y luego trabaja sobre el plan. Así tendrás la oportunidad que tus sueños se conviertan en realidad”. “Tu vida es como un río. Mantén corriendo el agua y tu estarás refrescante, lleno de vida, claro y bello. Pon un dique a la corriente y te estancarás y pudrirás”. “Es muy fácil disciplinar a los demás, pero se exige maestría para autodisciplinarse”.

“Cada uno escoge su propio estado mental; si escoges el ser feliz, serás feliz. Ama la vida. ¡Ámate a ti mismo, ama a tu Hacedor!”. “No hay disculpa alguna para no ser audaz o para no estar alerta ante las oportunidades. Tienes completo control sobre tus pensamientos. Tienes control sobre lo que vas a ser, no pienses en excusas”.

“Solo tienes 24 preciosas horas por día. Úsalas o piérdelas. Te están contando el tiempo permanentemente. Date cuenta de ello ahora mismo, antes que el tiempo se te detenga sin que nadie sepa siquiera que estabas en la carrera”. “Da más de ti mismo y recibirás mucho más. No le sacas calor a un fogón hasta no meterle leña”. “Si le temes a cada día debido a tu trabajo, ¡sal de el rápido! Planea tu escape, haz planes de iniciarte en algo que verdaderamente quieras hacer. No esperes permiso de nadie”.

“Ten una feliz vida familiar. Un matrimonio es como un bello jardín, hay que cuidarlo constantemente, hay que nutrirlo y apreciarlo. Cuídate de las malezas y arráncalas de raíz. Mantén las plagas y los roedores fuera. Un matrimonio feliz requiere tiempo y esfuerzo. No malgastes el tiempo tratando de buscar uno que no cueste lo dicho”. Por último, “asegúrate de escoger buenos amigos. Tenemos la tendencia a comportarnos de igual manera que se comportan las personas con quien nos relacionamos”.

Comentarios

Un Comentario de “Metáfora de la selva”
  1. Gina Canales Molina dice:

    Doctor Leiva, tal parece que nadie quiere recibir consejos, porque sólo los sabios los aprovechan.
    - Ningún caballo llega a ningún lado, hasta que se le pone la rienda. Ninguna vida llegará a ser grande hasta que no esté enfocada, dedicada y disciplinada. I corintios 9:24-25
    - Los sueños del futuro me gustan más que la historia del pasado. Isaías 43:18-19
    Hay ocasiones en que el silencio es oro, pero otras veces es cobardía. Eclesiastes 3:1,7b
    - Puedes lograr más en una hora con Dios, que en toda una vida entera sin Él. Mateo 19:26
    - La derrota no es el mayor de los fracasos. El verdadero fracaso es no haber tratado. Josué 1:9
    sigue, pero hasta aquí. Gracias

Explicación necesaria:

LA TRIBUNA Online respeta el libre pensamiento de sus lectores. Y por ello publica sus comentarios -- que no pasen de 500 palabras--, tal como los envían, incluso con su ortografía. Pero sugiere que se utilice, indistintamente del criterio político o ideológico de sus autores, un lenguaje que no ofenda la moral y las buenas costumbres. Caso contrario, nos obligarán a omitirlos.

Opina sobre esta nota

 
 
 
Revistas:     CHEQUE | Onda Deportiva | Vivela | Extra Entretenimiento